CLUB D'ACTIVITATS SUBAQUÀTIQUES

Barra menu

POLÍTICA DE PRIVACITAT POLÍTICA DE GALETES AVÍS LEGAL

CENTRES COL·LABORADORS

CENTRES COL·LABORADORS
- CENTRES AMB AVANTATGES SOCI VILASUB -

dimecres, 21 de juny de 2017

TARRAGONA 18/06/17

Suena el despertador y después de unos segundos te viene el flash a la cabeza y sonríes… Hoy toca Buceo!!!! VILASUB se está poniendo en marcha…. Como la mayoría de las mañanas de buceo empezamos a juntarnos en el punto de encuentro y tras los pertinentes saludos y últimos coletazos de organización nos disponemos a salir. Los nervios en el estomago, la emoción, lo desconocido para algunos, los buenos momentos nos esperan. 

PARC SUBAQUÀTIC SES TARRAGONA 

Esta vez nos dirigimos a Tarragona, en concreto al S.E.S. (Societat d´Exploracions Submarines) parque subacuático donde nos encontraremos con el Dragonera: Carguero de unos 65 metros de eslora que yace en un fondo de arena entre uno 14-22 metros, este fue hundido en el año 1994. 


Además nos encontramos con estructuras que actúan como biotopos y otros barcos hundidos que se encuentran enrutados para poder disfrutar de todos ellos si se tiene el tiempo suficiente.Por fin llegamos al puerto de Tarragona y aparcamos al lado de las instalaciones del S.E.S.  y después de entregar las pertinentes titulaciones y seguros nos disponemos a montar los equipos…. (Ya se nota el nerviosismo en el ambiente, tenemos ganas de lo que más nos gusta, queremos sumergirnos). 
Montados los equipos nuestro “presi” nos hace briefing sobre la inmersión, tiempo de buceo y organización de equipos (algo importante, especialmente en este buceo ya que no se suele disfrutar de buena visibilidad).


Listos, bajamos las escaleras para el acceso al agua, y por fin!!!  Ya estamos bajo de la superficie y nos encontramos con una guía, formada por una maroma. Conforme nos dijo nuestro “presi”  la visibilidad no es buena pero la emoción que se siente cuando no se ve nada más que el cabo de descenso, o en este caso la línea guía no se puede explicar, tan solo la sientes.


Unos 8 minutos de navegación y ya se adivina la figura de lo que es el Dragonera, aquí estaremos rodeando la cabina, pasando por los pasillos de acceso a esta, volteando la popa y navegando por la amura y aleta de babor hasta encontrarnos con la proa.


Uffff!! que decir, te alejas unos metros del barco y se adivina la figura de este, te sientes libre, estás suspendido en el azul al lado de un barco hundido donde solo ves flahsazos de los fotógrafos y sonríes… Eres buzo y vuelas al lado de un barco hundido…. Que más puedes pedir para un domingo con VILASUB!!!!


Entre sus huecos podremos distinguir varias especies, entre ellas sargos, doradas, corvas, infinidad de pequeños nudibranquios que seguro harán las delicias de todo buceador.


Agotamos el tiempo y comenzamos a organizar la vuelta a las escaleras de acceso, atrás queda el Dragonera, volveremos a vernos amigo mío, ni lo dudes.


Tanto noveles como buceadores avanzados hemos disfrutado de tres cosas importantes, primera: la seguridad en el buceo gracias a VILASUB. La segunda las instalaciones que el grupo del S.E.S nos ofrece en este parque. Y por último si bien es cierto que no había buena visibilidad hemos podido ver una variedad de vida antes comentada, y que parece que nunca falla en este arrecife artificial que tenemos en Tarragona.


Hasta la próxima amigos de Vilasub sin duda se hará larga la espera hasta volver a juntarnos aunque solo falten días!!!!

Buen azul!!

Texto: Víctor Sánchez.
Fotografías: Víctor Sánchez i Pau Asensio.